Victor Küppers sugiere una fórmula para medir el Valor de la persona:

Valor = (Conocimientos + Habilidades) x Actitud

No basta solo con tener habilidades y conocimientos, requerimos una adecuada actitud para multiplicar los efectos de nuestras acciones en la vida.

¿Esta fórmula tiene aplicabilidad en nuestro actuar clínico?

Podríamos especificar que el valor en la vida del terapeuta es incrementar la funcionalidad de los pacientes y que la única forma de evidenciar la actitud es comunicándola, por lo tanto:

TMO=(C+H) x Comunicación.

La actitud del fisioterapeuta debería consistir en la comunicación verbal y no verbal ante el paciente, y esta es la clave para potenciar nuestros conocimientos y habilidades.

En la literatura científica podremos encontrar algunos tips que merecen la pena resaltar para proyectar una correcta actitud y comunicación efectiva con nuestros pacientes:


Al inicio: Los segundos más importantes de la terapia.

Los terapeutas manuales osamos de conseguir resultados espectaculares en la primera sesión de tratamiento para algunos trastornos musculoesqueléticos específicos.

blogjorge 1

Es muy satisfactorio quedar como un Super Fisioterapeuta desde el inicio, pero aparentemente esto se produce mucho antes de implementar alguna técnica de tratamiento, nos referimos a la comunicación no verbal durante los primeros segundos, cuando el paciente nos ve por primera vez.

Según el estudio de Bar et al, (2006) las impresiones de la personalidad se pueden formar al ver la cara de una persona en tan solo 39ms. Estos juicios, se asignan a la personalidad y no solo a una emoción temporal de la cara observada, es decir,  si la primera impresión que damos es viendo el móvil por un mensaje, el paciente lo codificará con pensamientos de una personalidad distraída (está muy ocupado, se distrae con facilidad, no me prestará atención por atender otras cosas, etc.)  (Solo en 39ms!). Un estudio de enfermeras enfocado en la percepción de los pacientes sobre el personal clínico descrito por Tongue (2007), sugiere que cuando se tiene una mala primera impresión, es necesario tener muchos encuentros positivos posteriores para poderla modificar.

Esta primera impresión es clave para generar empatía, confianza e incluso podamos incrementar las expectativas del tratamiento. No ser conscientes de esta información puede llevarnos a tener poca adherencia en el tratamiento.

Entrevista. ¿Cómo preguntar?

blogjorge 2Chester et al (2014), realizaron un interesante estudio donde cuestionaron como losfisioterapeutas elegían iniciar la consulta inicial a los pacientes con dolor lumbar, afirman que el personal encuestado percibió mejor comunicación  al usar preguntas abiertas como: ¿Antes que nada quieres platicarme un poco sobre tu problema?  ¿Te han enviado con esta referencia, cierto?.

Estos resultados fueron similares con los de Evans et al, (2008) bajo el argumento de que las preguntas abiertas le dan a los pacientes la oportunidad de expresarse libremente y que usar preguntas cerradas que buscan un “si”, “no” solo deben usarse para confirmar o responder un hecho simple, una vez que el paciente haya dado toda la explicación sobre su problema, ejemplo: ¿El dolor solo se alivia al descanso, cierto?

Es evidente que si un día estamos retrasados con la agenda, podríamos ahorrar tiempo al hacer preguntas cerradas, pero debemos ser conscientes de que podríamos perder información relevante. Zolnierek et al, (2009) describen que las preguntas cerradas pueden ocasionar que el paciente no se sienta escuchado, afectando así el grado de satisfacción y adherencia al tratamiento.

El mismo estudio de Chester et al, (2014) muestra que los fisioterapeutas evaluados interrumpieron a los pacientes en el 60% de los casos, en las preguntas abiertas, lo que limitaba la adecuada explicación de los síntomas. Esto concuerda con las intervenciones de Marvel et al, (1999) con una interrupción en el 45% de los casos y una media de interrupción de 23.1 segundos. Siendo que la media reportada por Walter et al, (2005) es de 92 segundos para explicar adecuadamente la presentación del problema y un resumen completo de todos sus síntomas.

 Actitud Motivacional: la Clave enTMO=(C+H)*Comunicación.

Los conocimientos y habilidades del fisioterapeuta son una competencia clínica que facilitan cambios en el comportamiento de los aspectos conductuales relacionados a la salud, estas herramientas deben ser utilizadas para promover adherencia al tratamiento, McGrane et al, (2014). Una habilidad de gran relevancia es la motivación.

Las intervenciones motivacionales han conseguido resultados sorprendentes para modificar hábitos detractores en el bienestar del paciente, estas consisten en generar una comunicación colaborativa para fortalecer el compromiso en una persona, es decir, una comunicación con un lenguaje orientado a metas concretas y objetivos preestablecidos según las razones propias del paciente, Miller y Rollnick (2012). Estas estrategias funcionan mejor cuando se realizan en un ambiente de aceptación y compasión.

Un ejemplo muy interesante de este enfoque es usado en el modelo del Protectometro descrito por Buttler y Moseley (2016), que consiste en la identificación de factores “DIMs”-Danger in Me- y los “SIMs” -Safety in Me-. Estas propuestas sugieren que los factores de Miedo y Seguridad en el dolor persistente deben ser aceptados, comprendidos y analizados por el propio paciente, enfocándose así en una meta concreta para un objetivo preestablecido.

“La actitud no es más que demostrar un verdadero interés por que las cosas sucedan, cuando la actitud es positiva la magia aparece”

Jorge Bustamante

Profesor de la Universidad IPETH

Miembro del Grupo de Investigación en Dolor Musculoesquelético y Control Motor UE

tmouniversidadeuropea@gmail.com

Bibliografía

Bar, M, M Neta y H Linz. «Very first impressions.» Emotion. APA(2006;): 269–278.

Chester, E.C., N.C. Robinson y L.C. Roberts. «Opening clinical encounters in an adult musculoskeletal setting.» Manual Therapy(2014): 306-10. 19.

Evans D.R., Hearn M.T., Uhlemann M.R., Ivey A.E. «Essential interviewing: a programmed approach to effective communication.» Belmont, CA:: 7th ed. Thompson Books/Cole;, 2008. 42.

Marvel M., Epstein R.M., Flowers K., Beckman H.B. «Soliciting the patient’s agenda: have we improved?» Journal of the American Medical Association(1999): 283–287. 281.

McGrane, Niall , y otros. «Motivational strategies for physiotherapists.» Physical Therapy Reviews(2014): 136-142.

Miller, WR y S Rollnick. Motivational Interviewing. New York, NY, USA.: Guilford Publication, 2012. Third Edition: Helping People Change.

Moseley, G.L. y D.S. Butler. «The Explain Pain Handbook: Protectometer.» PhysioTherapy Canada(2016): 50.

Tongue, S. «Every day brings a first impression. .» Nurs Stand.( 2007): 22(4):62.

Walter A., Bundy C., Dornan T. « How should trainees be taught to open a clinical interview?» Medical Education.( 2005): 492-496.

Zolnierek, K.B. y M.R. Dimatteo. «Physician communication and patient adherence to treatment: a meta-analysis.» Medical Care(2009): 826–834. 47.

Un comentario sobre “Comunicado de Actitud TMO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s