A lo largo de los tiempos, el ser humano se ha movido siempre por la imposición de unas creencias establecidas por unos cuantos ( reyes, curas, médicos, eruditos,….) que direccionaban las actitudes de los demás en cuanto al qué, el porqué, el cómo y el cuándo, sin plantearse si la realidad de sus promulgas se constituían sobre una intuición, una opinión particular, una demostración empírica o simplemente un pensamiento ilógico.

Independientemente de esa realidad, la idea se incrustaba en la población general a base de norma u obligación que debían asumir sino querían que les rebotara en forma de represalia, persecución, muerte o empeoramiento de su salud.

Por este motivo, la población general siempre ha seguido las directrices de manera inconsciente aceptando una idea y convirtiéndola en una realidad tangible de la que no pueden escapar.

Dado que este blog está dedicado al mundo de la fisioterapia y la salud, abordaremos el tema de dichas manifestaciones de unos cuantos solo desde el enfoque de la salud del ser humano y no de otros conceptos, qué si bien podrían tener una gran relación con el mantenimiento de la misma no son objetivo de este post.

Y en este tema, es en el que nos centraremos en este pequeño texto, abordando las creencias médicas instauradas en el pensamiento general y su repercusión en el bienestar del ser humano.

Bien es sabido que, desde hace mucho tiempo frases como “lo que diga el médico va a misa” o “si el médico lo dice será verdad” ahondan en lo mas profundo del encéfalo de las personas a la hora de decidir que deben hacer para recuperar o, al menos, no empeorar su salud.

Cierto es, que muchas de las creencias en medicina se basan en intuiciones relacionadas con una base pseudocientífica derivada del pensamiento médico sin empirismo alguno, pero si justificadas por una base del conocimiento estructural, fisiológico y biomecánico del cuerpo humano.

 

Sin embargo, al carecer de una base sólida científica, en ocasiones y, a pesar de no ser ciertas, se mantienen en el tiempo “POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS”.

Y en una de estas afirmaciones es en dónde hoy vamos a profundizar, para desmentir e intentar modificar ese pensamiento asentado en la población tanto general como, por supuesto, sanitaria.

Hoy abordaremos el bonito mundo de las recomendaciones del personal sanitario en cuanto a la incidencia del deporte de impacto ( carrera, salto, etc.…) en los discos intervertebrales.

Así entonces, las recomendaciones directas e implacables del sanitario (por supuesto no excluyo al fisioterapeuta) sobre este tipo de deporte para los pacientes con dolor discal discurre desde la prohibición absoluta de realizarlo hasta la inculcación del miedo en el paciente si por algún casual se le ocurre hacerlo algún día, con comentarios del tipo “te van a tener que operar al final” o “ te puedes quedar en una silla de ruedas” o “ serás un inútil el resto de tu vida”.

 

No solo es discutible desde el punto de vista de la fisiopatología discal que abordaremos a continuación sino que, desde el punto de vista psicológico, se instaura en el paciente un proceso de hipervigilancia y catastrofismo que, perjudica notablemente en el bienestar del paciente agravando su lesión aun cuando éste, en ningún momento se ha planteado realizar tal tipo de ejercicio.

Entonces, ¿Realmente debemos considerarnos personas que quieren curar a sus pacientes?, ¿ Somos los restauradores de la salud o los causantes de la enfermedad?, ¿Hacemos bien promoviendo esas directrices en nuestros pacientes solo porque son parte de la creencia sin evidencia?.

Se realizó un estudio para valorar los discos intervertebrales desde T11-T12 a L5-S1 monitorizados bajo resonancia magnética, calculando los niveles de actividad y los patrones de carga mediante un acelerómetro 3D y, los niveles de hidratación del disco intervertebral independientemente del género, el tamaño de los músculos paravertebrales y el nivel total de actividad en 79 sujetos divididos en tres grupos.

  • Un grupo no realizaba deporte.

 

  • Otro grupo realizaba carrera entre 20 y 40 km semanales.

 

  • Y un último grupo realizaba carrera 50 km o mas a la semana.

Se determinó que, los sujetos que hacían mas carga a la semana obtuvieron mejores resultados que las personas que realizaban menos.

 

Los resultados demostraron que, se produjo un aumento de la hidratación de los discos intervertebrales en todos los niveles estudiados siendo mayor la hidratación en la parte central del disco (el núcleo).

Por último, se puede correlacionar que, se produjo un aumento de la altura del disco en todos los niveles determinando, que las adaptaciones anabólicas en los discos intervertebrales son reales y factibles y nos dan una nueva evidencia en cuanto a que patrones de carga pueden producirlas.

Blog andres abril

Como comentario definitivo redundaremos en la importancia de la evidencia científica para determinar en buena medida, la realidad de los conceptos que proponemos en nuestros pacientes.

Sin duda nadie creo que hará o dirá las cosas con el objetivo de ser un mal profesional para con ellos, sin embargo, la educación en este caso del sanitario para informar al paciente de aquello que si tiene una base sólida demostrable y no solo una creencia instaurada es fundamental para su recuperación a corto, medio y largo plazo.

 

La información empírica debe ser la base de nuestra educación sanitaria para que repercuta de manera positiva en el estado de nuestro paciente y para ello, todo personal sanitario debe actualizar su pensamiento en base a ello, eliminando lo que unos cuantos en su día promovieron e inculcaron en el pensamiento común.

Es una tarea ardua que requiere tiempo y dedicación pero ¿Que sería de la medicina y la fisioterapia sin ello?.

Sin el placer del conocimiento nuevo y la demostración de la verdad nuestros pacientes seguirían anclados  “POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS”.

 

Andrés Quevedo García.

Fisioterapeuta.

Grupo de Investigación Dolor Músculo- Esquelético y Control Motor.

tmouniversidadeuropea@gmail.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s